¡Celebra las pequeñas grandes victorias de tus hijos!

Chocomamás Pequeñas grandes victorias

Como mamás y papás encontramos todos los días un motivo para celebrar: cuando nuestros hijos aprenden a caminar, su primer diente caído, el primer día en el colegio, cada carta que nos dan sin necesidad de una fecha especial o cuando aprenden a montar bicicleta. Ellos mismos en nuestra vida se convierten en un motivo de celebración constante.

 

¿Sabías que además de sentirlo, también es importante decírselo?

Mientras crecen, nuestros hijos van superando cientos de etapas todos los días que nos muestran lo rápido que pasa el tiempo, y nosotros tenemos el privilegio de presenciarlo en primera fila. Ellos nos recuerdan solo con sus ganas de descubrir del mundo, lo importante que es recuperar nuestra capacidad de asombro, ayudándonos incluso a aprender con ellos cosas que ni nos imaginábamos, la misma capacidad de asombro que nunca deberíamos perder, pero que como adultos dejamos olvidada.

 

Apoyar a tus hijos siempre marcará la diferencia.

Científicos han demostrado que las personas que están expuestas a estímulos positivos tienen a tener mayor éxito que aquellas expuestas a estímulos negativos recurrentes; en otras palabras, resaltar las acciones de tus hijos y prestarles la atención que merecen los hace sentir seguros mientras aprenden, incentivando sus ganas de seguir y fomentando su disciplina, incluso de una mejor forma que cuando notan que sus papás y mamás están demasiado ocupados para ellos o que cuando quieren enseñarles lo que han aprendido sienten que son una molestia.

 

Entiende lo que es importante para ellos.

Pequeñas grandes victorias

Parte de celebrar sus pequeñas grandes victorias es también entender los tiempos de tus hijos y lo que realmente les apasiona. Sus intereses pueden ir desde ser el más grande pintor hasta disfrutar de cantar únicamente para familia y amigos. Comprender la diferencia de esto te ayudará también a ver a través de lo que ellos realmente quieren, sin forzarlo o presionarlo a intentar cosas que no le llaman la atención, haciéndolo sentir frustrado.

Parte de ser chocomamás y chocopapás es aprender diariamente de nuestros hijos e hijas, porque desde que nacen nos cambian la vida hasta el punto de verla de una forma completamente diferente. Ellos nos estrenan el corazón y nos abren los ojos para ver el mundo con sus colores, por eso es que todos los días celebramos sus pequeñas grandes victorias, porque sin importar cuánto crezcan ellos siempre nos darán un nuevo motivo para estar orgullosos.

Recuerda que a diario tenemos la oportunidad de cultivar las pasiones de nuestros hijos y Chocolisto es el aliado perfecto para motivarlos y acompañarlos. No olvides seguirnos en Instagram y Facebook, donde te contamos cómo más puedes apoyar sus sueños.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Como hago para que mi hijo maneje los impulsos 1

Chocomamás

¿Cómo hacer para que mi hijo aprenda a manejar la frustración?

Cada vez que dicto un *taller de crianza (disciplina Positiva) se acercan las mamás y…

Leer más

Chocomamás

¿Cuál sería la dieta ideal para que mis hijos se mantengan bien nutridos?

Aunque cada organismo es diferente y puede reaccionar de manera distinta a los alimentos,…

Leer más
Cómo saber si tu hijo tiene deficiencia de vitaminas Chooclisto

Chocomamás

¿Cómo saber si tu hijo tiene deficiencia de vitaminas B1,B2 y B3?

En este artículo que hemos preparado especialmente para ti, te daremos consejos para cómo saber…

Leer más

Recibe en tu correo
tips de nutrición para tus hijos