Regresar a clases es sinónimo de impulsar sus pasiones

Chocomamás

Se acerca una de las temporadas más especiales del año para tu hijo.
¡Así es, es hora de regresar a clases!

El olor a cuadernos y libros nuevos está en el aire. Es momento de que se pruebe su uniforme y que elija la mochila con sus colores favoritos. Es hora de ver la emoción en sus ojos mientras mira sus útiles nuevos.

Por supuesto, los útiles escolares son solo una de las razones por las cuales tu hijo debe estar emocionado por este regreso a clases.

Finalmente puede ver nuevamente a sus amigos y disfrutar esta etapa de la vida en compañía de niños de su edad.

El espacio perfecto para aprender

El colegio es la institución que ayuda a los niños a insertarse en la sociedad y convivir con otros por fuera del círculo familiar. Es ese paso esencial en la vida de tu hijo para crecer de forma sana y con los valores correctos.

A pesar de que hay conocimientos básicos que tu hijo debe aprender en el colegio, es importante recordar que aprender va más allá de memorizar datos científicos y fechas históricas.

Además de fortalecer los conocimientos académicos, el colegio ayuda en la creación de habilidades blandas, también conocidas como habilidades sociales.
Tus hijos aprenderán a hacer amistades, a ser más colaborativos, tolerantes, y a expresar sus ideas de forma más clara.

Es el espacio perfecto para probar cosas nuevas y vivir diversas experiencias que se convertirán en las bases de su identidad en el futuro.

Te contamos que el aprendizaje y el estudio no están reservados para el colegio y la universidad. Todos los días aprendemos cosas nuevas a través de lo que experimentamos, sin importar la edad u ocupación. A la vez, el estudio activo de temas de nuestro interés es el factor que nos ayuda a ser mejores cada día, fortalece nuestro intelecto y nuestra confianza.

Por eso consideramos importante que tu hijo desarrolle una buena relación con el estudio. Que entienda que es una forma de extender su conocimiento del mundo y descubrir cosas nuevas.

Cómo impulsar sus pasiones

A medida que crezca, tu hijo va a desarrollar ciertos intereses en algunas áreas y va a sentir lo contrario en otras. Cada persona es diferente, cada quien tiene sus propios gustos y fortalezas. En vez de obligarlo a esforzarse más en áreas por las que no siente interés, anímalo a saber más de lo que sí disfruta.

Entendemos que si a tu hijo no le va bien en ciertas áreas básicas, puedes empezar a sentir preocupación por su futuro. Sin embargo, tu pequeño tiene toda su vida por delante y no es recomendable poner presión innecesaria sobre ellos.

Si lo castigas por no destacar en una materia por la que no siente interés, estarías creando una relación negativa con el estudio. Por el contrario, tu hijo se sentirá más motivado a aprender si siente tu apoyo para la formación de conocimientos en lo que disfruta.

La mejor forma de alimentar las pasiones de tu hijo es ayudándolo a crecer y mantener su interés por el mundo, no restringir su crecimiento solo porque no ocurre de la manera que tú deseas.

Recuerda que…

  • El colegio va más allá del conocimiento académico. El desarrollo de habilidades blandas que los ayuden a interactuar con otros es igualmente importante.
  • Tu hijo aprende a través de la experiencia. Ayúdalo a tener más experiencias enriquecedoras que le enseñen más de la vida.
  • Es importante generar una relación positiva con el estudio. Enfócate en esas áreas que ya disfruta y anímalo a saber más.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Chocomamás

5 tips para impulsar la pasión de tus hijos por la fotografía

Tus hijos e hijas tienen un ojo especial y detallista para ver el mundo. Su…

Leer más

Chocomamás

¿Cuáles son los hábitos para no picar?

Picar entre las comidas (querer consumir alimentos entre las comidas principales) puede llegar a…

Leer más
Dieta ideal para mis hijos

Chocomamás

Descubre la ruta de la alimentación

Para alimentar el futuro de nuestros hijos, debemos asegurarnos de que los alimentos que consume…

Leer más

Recibe en tu correo
tips de nutrición para tus hijos